¡Feliz 2021! Parecía que no llegaba nunca, pero hemos sido capaces de pasar este 2020, con sus mases y sus menos (sí, parece que todo ha sido terrible, pero seguro que eres capaz de encontrarle momentazos a este año). Y como cada año, toca pensar los propósitos de año nuevo.

Propósitos del 2021

LOS PROPÓSITOS DE 2021

Pero una preguntita… ¿cumpliste todos los del año pasado? Si la respuesta es no, no te preocupes, porque casi nadie lo hace (una servidora incluída). Y es que hacemos muchas cosas mal a la hora de proponer nuestros objetivos anuales… Y en Beobeo queremos enseñarte a cómo hacerlas cosas bien este 2021.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es cuáles suelen ser las temáticas en la que nos solemos enfocar a la hora de desarrollar estos propósitos:

  1. Bajar de peso o ponernos en forma
  2. Comer más saludable y mejorar así nuestro estilo de vida
  3. Ahorrar más o reducir nuestros gastos
  4. Dejar de fumar
  5. Mejorar la situación laboral
  6. Aprender algo nuevo: idiomas, hacer un máster…
  7. Dejar de beber o reducir la cantidad de alcohol
  8. Y últimamente, un propósito que me alegra mucho, en un modo u otro, ser más sostenibles

Seguro que te has sentido identificado con alguno de estos propósitos y has pensado algo como “yo el año pasado empecé a tope haciendo ejercicio, pero a las dos semanas…” o “pues yo estuve dos meses sin fumar, pero claro, con el estrés del trabajo y luego la pandemia pues…”. Y estos pensamientos llevan a otros pensamientos peores, que nos hacen creer que no somos capaces. Pero sí somos capaces, el problema es que lo hemos enfocado de la manera equivocada. ¡Así que vamos a darle fuerte a este 2021 y a cumplir todo lo que nos propongamos!

8 Tips Para Cumplir Tus Propósitos de Año Nuevo

Coge papel y boli (o si te has propuesto ser más sostenible, abre las notas en tu móvil o en tu ordenador), porque vamos a contarte unos truquitos muy útiles, que te van a facilitar el trabajo:

Consigue tus objetivos de año nuevo

  1. Proponte no más de 3 objetivos a largo plazo. Porque seguramente de los propósitos que has visto arriba, en algún momento te los hayas propuesto todos a la vez. Y los has querido hacer todos a la vez. Pero es que no podemos trabajar más para hacer más dinero, ver más a nuestros amigos, mientras estudiamos un máster y tres nuevos idiomas, vamos todos los días al gimnasio y únicamente comemos saludable. Para empezar porque el día tiene 24 horas, y además porque somos humanos, no ordenadores. Así que proponte dos o tres objetivos, y si están relacionados, mejor.
  2. Los propósitos del punto anterior te han parecido exagerados, ¿verdad? Espero que sí, porque lo eran. Hay que proponerse objetivos realizables. Porque si nos proponemos ir todos los días al gimnasio y hay un día que llegamos muertos a casa y no nos sale, vamos a quedar frustrados. ¿Qué te parece si en lugar de eso nos proponemos hacer al menos tres días de ejercicio a la semana? O incluso ¿hacer un día de ejercicio más a la semana?
  3. Tenemos que pensar que el año tiene 365 días. Parece absurdo, ¿verdad? Pues no lo es tanto. No somos pacientes. Nos creemos que tenemos que conseguirlo AHORA. Y no. Hay que hacer un plan de un año, donde haya mini objetivos que podamos ir cumpliendo para cumplir ese objetivo más grande. El método Kaizen habla de los pequeños pasos que nos llevan a los grandes cambios y nos lleva a una mejora continuada en el tiempo.
  4. Apóyate en la gente que te rodea. Y si no es suficiente, en los profesionales, que para eso están. Si lo que quieres es mejorar tu alimentación, ¿Quién puede ayudarte mejor que un nutricionista? Si lo que quieres es aprender un nuevo idioma, ¿por qué no vas a una escuela de idiomas?
  5. Celebra los pequeños éxitos, porque también hay que darse una palmadita en la espalda de vez en cuando si hacemos las cosas bien. Celebrar las pequeñas victorias es lo que nos lleva a disfrutar de los grandes éxitos. Ay, que bonito me ha quedado eso. Pero es verdad. Seguimos.
  6. Ser conscientes de lo que estamos haciendo. ¿Quieres mejorar tu alimentación? Pues lo primero que tienes que hacer es comer únicamente. Fuera distracciones, fuera tv, fuera teléfono, fuera Netflix. Y empieza poquito a poco. Y hazte preguntas como ¿a qué sabe la pera realmente? ¿Esto que estoy masticando es un trozo de pollo o un poco de arroz? ¿El café está demasiado caliente para mi gusto o está en su temperatura? Esta técnica es lo que llamamos mindful eating… ¿te atreves a probarla?
  7. Ser compasivos con nosotros mismos. No, no es un símbolo de debilidad, es un símbolo de humanidad. Ponte en la situación de que tu objetivo es dejar de fumar y lo llevas fenomenal, pero un día en el trabajo estás super estresado y lo único que te sale es pedirle un cigarro a tu compañero y fumártelo. ¿Qué haces después? ¿Te estás torturando una semana por lo “débil que eres” o te entiendes, y te dices “no entraba en mis planes, pero ha sido una vez en un momento crítico, no pasa nada, tengo que seguir intentándolo”? Los que opten por la segunda opción son los que al final van a llegar a conseguir dejar de fumar.
  8. Medir tus avances. Ya sabes que lo que no se puede medir, no se puede mejorar. Así que lo mejor que puedes hacer es llevar una monitorización de cómo vas avanzando. Puede ser en un cuadernillo, en un blog que vayas escribiendo, en una tabla de Excel… En lo que te sea más cómodo, pero hazlo. Por ejemplo, si quieres ahorrar más, apunta todos tus gastos cada día, para que sepas dónde se te va el dinero.

Consigue tus obetivos a través de pequeños pasos

¡Así que aquí lo tienes! Puede que algunas de las cosas que te acabo de contar te suenen a chino, o que estés desconfiado, pero estoy segura de que te va a ayudar a conseguir tus metas de una manera mucho más eficiente que lo que has hecho hasta ahora.

Nos vemos pronto y feliz 2021

Equipo de Beobeo