Bien es sabido que los frutos secos son importantes para nuestro organismo, por lo que incluirlos en nuestra lista de la compra es muy buena idea. Los frutos secos reciben este nombre debido a que su composición natural tiene menos de un 50% de agua.

La importancia de los frutos secos

Estos se caracterizan por presentar un alto contenido calórico, pero son grasas saludables. Lo importante de los frutos secos son la gran variedad de propiedades que tienen, como el hierro, el potasio, las vitaminas B y E, calcio o zinc entre otras dependiendo del fruto seco.

Consideramos como frutos secos a las almendras, cacahuetes, dátiles, nueces, pistachos, avellanas, anacardos, piñones, semillas de girasol, sésamo o calabaza y castañas.

¿Cuáles son los beneficios de los frutos secos?

En Beobeo te explicamos lo buenos que son los frutos secos no solo para nuestra salud, sino para nuestro físico.

  • Reducen la formación de enfermedades degenerativas o el envejecimiento prematuro gracias a la vitamina E que aportan.
  • Previenen la osteoporosis. Las almendras y los piñones son las que más calcio, potasio y magnesio ayudan a proteger los huesos y músculos.
  • Frutos como las nueces, con una gran cantidad de Omega-3, aminoran la presión arterial y regulan el colesterol en sangre.
  • Favorecen a la memoria y al sistema nervioso. Componentes como el fósforo y magnesio ayudan a mantener con salud el cerebro, y en personas mayores evitan el Alzheimer o problemas cognitivos. El pistacho mantiene el equilibrio hormonal, mientras que las nueces y las avellanas ayudan al sistema nervioso.
  • Controlar los niveles de azúcar. Los pistachos, piñones y anacardos regulan el nivel de azúcar en personas diabéticas de tipo 2.
  • Ayudan a la perdida de peso si se consumen de manera responsable, ya que tienen un efecto saciante que reduce la ingesta de otros alimentos.
  • El alto contenido de fibra previene el estreñimiento regulando el tránsito intestinal.
  • Debido a su alto aporte calórico es recomendable para personas deportistas.
  • Durante el embarazo para prevenir anemia o malformaciones en el tubo neural del feto es adecuado el consumo de nueces o avellanas.

Por qué comer frutos secos

Los anteriores beneficios comentados hacen referencia a la salud, los que vemos a continuación están relacionados con la belleza y el físico.

  • El consumo de frutos secos protege y revitaliza la piel por ser una fuente rica en proteínas y ácido alfa linolénico.
  • El zinc, el selenio y la vitamina B de las nueces, almendras o cacahuetes dan fuerza al cabello manteniéndolo en buen estado. Además el cobre y la biotina reducen la caída del cabello.
Para aprovechar todas y cada una de las propiedades es recomendable consumir frutos secos crudos o 100% naturales recién salidos de su cáscara, sin sal y sin freír.
Esperamos que nuestros consejos te hayan animado y que prepares buenísimos platos, y sobre todo postres.
Nos vemos pronto, un saludo.
El Equipo de BeoBeo.