¿Cómo hay que hacer para comer bien y no coger peso estas Navidades?

Ho Ho Ho… no queda nada para que podamos estar disfrutando de las deliciosas comidas y cenas durante las fiestas de Navidad: buen embutido, turrón, mazapán, polvorones… Aunque también es verdad que solo de pensarlo se nos infla la tripa. ¡Pero Beobeo está aquí para que eso no sea un problema!

Una de las máximas preocupaciones de la sociedad actual durante las vacaciones de Navidad es que la báscula nos de kilos de más cuando terminan las vacaciones… o nos falten centímetros de vaqueros para que cierren correctamente. Y es que nosotros queremos demostrarte que no es necesario agobiarse ni machacarse para poder seguir teniendo un estilo de vida equilibrado.

Solomillo de cerdo asado a baja temperatura

Lo primero que tienes que tener en cuenta de las fiestas es que podemos amoldarlas al estilo de vida que realmente queramos. Hay familias en las que se come más y familias en las que se come menos, así que si quieres que sean unas navidades más saludables, es tan fácil como adaptar los platos tradicionales, reduciendo la cantidad de grasas saturadas y azúcares:

  • Sustituye la mantequilla por aceite de oliva virgen extra.

  • Reduce la cantidad de hidratos y aumenta la cantidad de verduras y proteínas, sobre todo en las cenas.

  • Sustituye los postres pesados por ensaladas u hojaldres de frutas.

  • Reduce la cantidad de vino y aumenta la cantidad de agua, dejando las bebidas alcohólicas para ocasiones realmente especiales.

  • Intenta cocinar sin azúcar o sustituyéndola por otros endulzantes, como dátiles, sirope de ágave o panela.

Pastel de merluza y carabinero con bechamel

Una de nuestras propuestas principales es, por supuesto, nuestro menú de Navidad que, no es porque sea nuestro, pero ¡es estupendo! Además de variado y muy rico, tenemos en cuenta que es equilibrado, y forma parte de una dieta saludable.

Nuestra propuesta del Menú de Navidad

  1. Pastel de merluza y carabinero.

  2. Roast – Beef con salsa perigordina y cremoso de puerro.

  3. Capón con salsa de pera y mascarpone con cremoso de patata trufado.

  4. Terrina de pollo con pistachos en salsa mango y cremoso de coliflor.

  5. Albóndigas de rape con salsa cabrales y patata confitada.

  6. Solomillo de cerdo asado con crema trufada de patata.

  7. Terrina de cordero lechal con cebollitas y patatas confitadas.

  8. Cappelli de boletus, setas y trufa negra.

  9. Lenteja beluga con rape y gambón. 

Como puedes comprobar, contamos con platos más tradicionales y más novedosos, desde platos de carne hasta platos vegetarianos y, como no, deliciosos platos de pescado. Queremos ofrecer platos variados para que no te aburras de comer siempre lo mismo. Y sobre todo, queremos que este año nadie se quede sin comer rico, a la vez que saludable, teniendo en cuenta que este año muchas familias se tienen que dividir, y estamos para aprovechar la familia y los buenos momentos que tenemos por delante, y no estar cocinando horas y horas.

Pero además de estos platos, lo prometido es deuda, también te ofrecemos una serie de consejos para luchar contra el desequilibrio navideño.

menús saludables

Trucos navideños para seguir con una vida equilibrada

  1. No dejes de hacer ejercicio, que no te pueda la pereza y las excusas y haz al menos tres días en semana algo de ejercicio.

  2. Como hemos comentado anteriormente, evita y, si no puedes, reduce los azúcares.

  3. Controla los aperitivos, acuérdate que hay plato principal y postre, que también están deliciosos, o prepara aperitivos más ligeros y simples.

  4. El alcohol en su justa medida, ¡y no te olvides de beber tus dos litros de agua al día!

  5. Escucha a tu cuerpo y come lo que te pida en cada momento, no te dejes llevar por la cantidad de comida que ves, ni comas por los ojos.

  6. Come a tu tiempo, con tranquilidad, y directamente de tu plato, no piques de la fuente o de un plato del centro.

  7. Hay que seguir planificando los menús (los navideños, pero el resto también). No solo nos ayudará a no comer en exceso, sino a no gastar en exceso.

  8. Hay que comer en todas las comidas: es mejor comer un poco menos al mediodía y cenar que atiborrarnos en la comida y saltarnos la cena.

  9. Las dietas de ayuno para compensar los atracones en Navidad no valen para nada, así que no te molestes.

Lo más importante que queremos que tengas en cuenta, es que en el equilibrio se encuentra la virtud. El obsesionarse con no subir de peso, como cualquier obsesión, no es buena, y la salud mental es tan importante como la salud física, y el no cuidarla no nos va a hacer ningún favor, sobre todo porque este estrés, restricciones y exceso de control es lo que va a auspiciar los atracones y la ansiedad.

Así que ya sabes, a disfrutar de las Navidades en todas sus modalidades, no te obsesiones… ¡y a pedir beobeo para tus fiestas!